Los programas de alimentación escolar hacen parte de la agenda de la Comunidad de los Estados del Caribe (CELAC), en el pilar de salud y bienestar nutricional. Son reconocidos como una estrategia de intersectorialidad para políticas sociales y el alcance de muchos de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), como la meta 2 de erradicar el hambre, lograr la seguridad alimentaria y mejorar la nutrición.

 

Para hacer frente a estos desafíos, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y el Gobierno de Brasil (FNDE y ABC), a partir de la experiencia brasileña de más de sesenta años en la implementación del Programa Nacional de Alimentación Escolar, han estimulado a los países de la región a reforzar sus programas de alimentación escolar como política estratégica para el alcance de la meta cero hambre, así como la disminución de la malnutrición. Los países han buscado construir una nueva visión de programas de alimentación escolar, llevando el tema como política social bajo el principio del derecho humano a la alimentación adecuada.

 

Al garantizar una alimentación adecuada, saludable, continua, universal y sostenible en escuelas públicas, los Programas de Alimentación Escolar Sostenible (PAE) generan impactos sociales positivos en términos de universalización de la educación pública obligatoria; calidad de la educación; rendimiento escolar; salud y nutrición de los niños y niñas.

 

 

Como contribución en este contexto, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y el Fondo Nacional de Desarrollo de la Educación (FNDE) del Ministerio de Educación de Brasil, en el marco del Programa de Cooperación Internacional Brasil-FAO realizan el “Congreso Internacional de Alimentación Escolar: Construyendo caminos para la educación alimentaria y nutricional”, del 3 al 5 de octubre, en Brasilia, Distrito Federal, Brasil.

 

Este evento reunirá cerca de 300 participantes nacionales e internacionales de países de América Latina y el Caribe como el objetivo de promover la articulación de diferentes profesionales de las áreas de nutrición y educación para la difusión de buenas prácticas, al mismo tiempo que pretende proporcionar insumos necesarios para la construcción de conocimientos, metodologías y procedimientos didáctico-pedagógicos para el desarrollo de acciones de calidad de educación alimentaria y nutricional en las escuelas de los países participantes..

Realización: