Notice: wpdb::prepare se llamó incorrectamente. La consulta no contiene el número correcto de marcadores (2) para el número de argumentos aprobados (3). Por favor, visita Depuración en WordPress para más información. (Este mensaje se añadió en la versión 4.8.3.) in /home/fao/public_html/wp-includes/functions.php on line 4140
Sobre El Evento – Congresso
Sobre o Evento

Sobre o Evento

I. Antecedentes

 

Las Naciones Unidas han mostrado relevantes datos sobre las condiciones nutricionales de la población mundial. Hay todavía 800 millones de personas desnutridas y más de 2 billones que sufren carencias de micronutrientes. Aún más sorprendente son los datos de la desnutrición crónica en niños: aproximadamente 159 millones de niños menores de 5 años de edad. Por otro lado, 1,9 billones de personas tienen sobrepeso y 600 millones son obesos, y la prevalencia de sobrepeso u obesidad está aumentando en casi todos los países.

 

Recientemente, se puso en marcha la iniciativa Decenio de Acción sobre la Nutrición, para que en los próximos diez años (2016/2025) sean adoptadas políticas sociales eficaces y para que intensifíquense los esfuerzos para erradicar el hambre y evitar múltiples carga de la malnutrición en todo el mundo. La iniciativa será una oportunidad para que los distintos actores trabajen conjuntamente para responder a estos desafíos. Se espera que las agencias de las Naciones Unidas, los Estados miembros, la sociedad civil y el sector privado puedan participar en este esfuerzo colectivo.

 

Este importante hito de acción pone la nutrición en el centro del desarrollo sostenible y reconoce que la mejora de la seguridad alimentaria y la nutrición es esencial para alcanzar el Objetivo 2 de Desarrollo Sostenible e, indirectamente, otros objetivos.

 

En la acción regional los Estados Miembros de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) lanzó el Plan de acción para la seguridad alimentaria, la nutrición y la erradicación del hambre 2025, que se presenta como un compromiso para establecer orientaciones de las distintas políticas de seguridad alimentaria y la nutrición, que se integran con las necesidades de la región y que incorporan elementos prioritarios para el desarrollo social.

 

En ese contexto, se ha observado importantes movimientos acerca del tema Alimentación Escolar por todo los continentes. Esto sucede porque la Alimentación Escolar como un Programa es un instrumento de intervención de protección social y de aplicación del Derecho Humano a la Alimentación Adecuada, recomendada como uno de los componentes claves del desarrollo sostenible a largo plazo.

 

Se sabe que los Programas de Alimentación Escolar (PAE) son un factor de protección y prevención de riegos en relación a la educación y seguridad alimentaria y nutricional, con el fin de promover: (1) aprendizaje y rendimiento escolar; (2) la formación de hábitos alimentarios saludables; (3) el acceso a los alimentos y nutrientes prioridad para el desarrollo humano, colaborando así para disminuir las deficiencias nutricionales; (4) el desarrollo local, especialmente cuando la compra de alimentos se lleva a cabo de los granjeros y sus instituciones y,  (5) la reducción de la inseguridad alimentaria en situaciones de inestabilidad financiera y política ambiental.

 

Brasil es un caso de éxito en este tema, donde el Programa de Alimentación Escolar, implementado por el Fondo Nacional de Desarrollo de la Educación (FNDE), ha ampliado sus objetivos para abarcar desde el suministro de alimentos hasta la educación alimentaria y nutricional, con reglamentos nutricionales definidos, compras de al minino de 30% de productos originados de la Agricultura Familiar y con controle social por parte de los más de cinco mil Consejos de Alimentación Escolar (CAEs).

 

El programa ha atendido a más de 42 millones de estudiantes y tiene más de 60 anos de existencia. Además, uno de los principales aprendizajes es que se ha organizado a partir de una articulación interna del Gobierno como parte de las políticas sociales. De manera intersectorial ha elaborado los mecanismos legales para desarrollo de todas las acciones previstas en la Ley de Alimentación Escolar, aprobada en 2009.

 

A partir de esta experiencia, Brasil, por medio del FNDE/MEC y del Ministerio de Relaciones Exteriores, establece cooperación con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) para el desarrollo del Proyecto “Fortalecimiento de los Programas de Alimentación Escolar en Marco de la Iniciativa América Latina y Caribe sin Hambre 2025”. El proyecto es llevado a de manera distinta en 17 países (Antigua y Barbuda, Bolivia, Colombia, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Paraguay, Perú, República Dominicana, Venezuela, Belice, Jamaica, Santa Lucia, San Vincent y Granadinas  y Granada) con el objetivo general de, a partir de los elementos fundamentales basados en la educación para la sostenibilidad y la producción de alimentos para la alimentación escolar, compartir una nueva visión de la alimentación escolar, por medio de una serie de actividades que fortalezcan el proceso de institucionalización de estas políticas con intervenciones a nivel regional e nacional. En el ámbito del Proyecto son desarrolladas actividades específicas y de acuerdo con la demanda de cada país y actividades regionales que son realizadas para garantizar el desarrollo general de la Región.

 

II. Concepto de Programas de Alimentación Escolar Sostenibles

 

Como actividad regional realizada en el marco del Proyecto, se realizó el Foro de Expertos sobre Programas de Alimentación Escolar Sostenibles para  América Latina y el Caribe,  en 2012, en Santiago de Chile. Participaron universidades, representantes de consejos de seguridad alimentaria y nutricional, equipos de gestión de gobiernos y de organismos internacionales que actúan en el tema. Los elementos de sostenibilidad producidos por el Foro han sido referencia para el desarrollo del Proyecto de Fortalecimiento de los programas de alimentación escolar en el marco de la iniciativa América Latina y Caribe Sin Hambre 2025, a saber:

 

  1. Amplio compromiso de todos los actores involucrados en los PAE
  2. Articulación intersectorial e interinstitucional
  3. Capacidad financiera del Gobierno, que le permita asignar y comprometer una partida presupuestaria a largo plazo
  4. Diseño de PAE adecuado a la realidad y necesidad de cada país
  5. Marcos legales y normativos claros que regulen la implementación, fiscalización y control social de los PAE
  6. Participación y control social
  7. Suministro de alimentación adecuada, saludable y en consonancia con la cultura local a todos los estudiantes beneficiarios
  8. Promoción de la educación para la seguridad alimentaria y nutricional y la formación de hábitos saludables
  9. Infraestructura y equipamiento adecuados para la preparación y consumo de los alimentos.
  10. Vinculación con mercados locales, especialmente con la agricultura familiar.
  11. Sistemas de diagnóstico, monitoreo, evaluación.

 

Uno de los elementos más desafiantes de la sostenibilidad es, sin duda, la cuestión de la Educación Alimentaria y Nutricional (EAN) en las escuelas.  Las acciones de EAN en el ambiente escolar se consolidan como una de las principales estrategias para garantizar el derecho humano a la alimentación adecuada y saludable, por medio de su promoción.  Muchos resultados positivos pueden surgir de la práctica de actividades educativas en las escuelas, incluyendo la prevención y control de enfermedades crónicas no transmisibles y las deficiencias nutricionales, la apreciación de la cultura alimentaria, el fortalecimiento de hábitos regionales.

 

El proyecto trabaja con la perspectiva que sólo por medio de formación, estudios, debates, seminarios y congresos es posible sensibilizar y capacitar las personas para a abordar el tema, de manera que los gerentes, directores,  profesores, estudiantes y sus familias sean involucrados y participen de las actividades de manera sistemática y eficiente. De esta manera, promover los cambios de los hábitos necesarios a los desafíos que se presentan por los crecientes indicadores globales de la obesidad y de las enfermedades crónicas no transmisibles.

 

 

Como una de las actividades regionales en el marco del Proyecto se programó la realización de un Congreso Internacional para discutir la especificidad de la educación alimentaria y nutricional para generar programas de alimentación escolar sostenibles.

 

El Congreso Internacional de Alimentación Escolar: Construyendo caminos para la educación alimentaria y nutricional promoverá el encuentro de profesionales de diversos países, con diferentes prácticas y metodologías de abordaje del tema EAN.

 

Además, es una oportunidad importante para promover el intercambio entre países para que, mediante la difusión de buenas prácticas, se pueda intervenir de manera cualitativa en el escenario de manera amplia y con productos legitimados por grupos multiculturales.

 

III. Objetivos del Congreso:

 

Promover la articulación de diferentes profesionales de las áreas de nutrición y educación para difusión de buenas prácticas, al mismo tiempo en que proporcionar los insumos necesarios para la construcción de conocimientos de contenidos, metodologías y procedimientos didáctico-pedagógicos necesarios para el desarrollo de acciones cualitativas de educación alimentaria y nutricional en las escuelas de los países participantes, con vistas a la promoción de programas de Alimentación Escolar Sostenibles.

 

IV.  Metodología

 

El Congreso consta de tres ejes, en cada uno de los cuales se espera que haya oportunidad de conocer y debatir diferentes perspectivas y abordajes del tema principal. Se parte de lo epistemológico para llegar a las metodologías y políticas posibles. Los ejes serán desarrollados por medio de palestras, oficinas de trabajo y exposiciones de buenas prácticas.

 

V. Ejes temáticos

 

  1. La construcción de conceptos de EAN en el marco de Alimentación Escolar
  2. Metodologías y buenas prácticas de EAN para PAES
  3. Políticas de EAN en el marco de la Alimentación Escolar
  4. Avances nacionales y sus incidencias en la política de Alimentación Escolar
  5. Más buenas prácticas y metodologías de EAN

 

Epistemología (construcción de conceptos):

En este eje se discutirán temas como: ¿Qué es la EAN en el marco de la alimentación escolar? ¿Cuáles son sus elementos? ¿Por qué este tema ha sido desafiador para los sistemas educacionales? Cuáles son sus múltiples acepciones, interpretaciones, complejidades y abordaje?  Como revertir la situación de falta de EAN en escuelas? Cómo enfrentar temas como obesidad, ECNT, anorexia, bulimia, otras síndromes con los jóvenes y adolescentes? ¿Cómo profesores y nutricionistas, hemos reflexionado el suficiente sobre la relación entre las causas, las alternativas adoptadas y las posibles soluciones para estos temas?

 

Buenas prácticas:

En este eje serán inscriptos profesionales para presentación de buenas prácticas. Serán presentados 10 trabajos de temas distintos a que los participantes se inscribirán para participar. Serán realizadas 10 presentaciones de prácticas interactivas intersectoriales (salas de trabajo en grupo) que garanticen acciones más cercanas de los participantes con los presentadores.

 

Políticas de EAN en el marco de la Alimentación Escolar

La alimentación es un derecho humano que debe ser garantizado mediante una acción pública por medio de instrumentos de política adecuados. Es muy importante el rol de los diferentes actores públicos, sociedad civil y otros segmentos como parlamentarios y familias.

 

En este eje se abordará la importancia de legislar y establecer políticas públicas y marcos institucionales integrales y adecuados a la implementación de estrategias de EAN en las escuelas, así como comprender los desafíos que deben ser enfrentados y posibles rutas de acción a seguir en materia de EAN para alcanzar Programas de Alimentación Escolar Sostenibles.